La verificación de los datos del usuario es un procedimiento obligatorio de acuerdo con los requisitos de la política KYC (Conozca a su cliente), así como las normas internacionales contra el lavado de dinero (Anti Money Laundering). Al proporcionar servicios de corretaje a nuestros comerciantes, estamos obligados a identificar a los usuarios y monitorear la actividad financiera. Los criterios básicos de identificación en el sistema son la verificación de la identidad, la dirección residencial del cliente y la confirmación por correo electrónico.